Reseña – Hombre rico, Hombre pobre de Irwin Shaw


articulo.mercadolibre.com.ar

Hace poco me prestaron la novela “Hombre rico, Hombre pobre”. Me comentaron que era un gran libro y, sobre todo,  que me iba a gustar. Sinceramente, no tenía mucho entusiasmo en leerlo pero accedí y la verdad es que me gustó. Por su título, actualmente es confundido con el famoso “Padre rico, Padre pobre” de Robert Kiyosaki, pero lo cierto es que no tienen nada que ver.

En general, este libro me pareció bueno y entretenido aunque en ocasiones un poco pesado, más que nada al principio en el que el autor nos va presentando de forma pausada a los personajes de su historia, pero con ello Irwin Shaw nos logra transmitir con precisión cómo son, así como su manera de pensar, especialmente sus sueños y anhelos.

La trama gira en torno a la vida de tres hermanos: Gretchen, Rudolph y Thomas, hijos de Axel y Mary Pase Jordache, inmigrantes alemanes en Estados Unidos dueños de una panadería que apenas les da lo necesario para cubrir sus necesidades. De ellos conoceremos sus vivencias, sus logros, sus desilusiones y sus tristezas desde su juventud hasta que son adultos.

Como es común, cada hermano tiene su propia personalidad y orienta su vida de manera diferente. Gretchen sueña con ser una famosa y gran actriz, pero sus decisiones la llevan a ser una crítica muy objetiva e idealista del cine. Thomas es el más joven de la familia y siempre es comparado con su hermano Rudolph, surgiendo entre ellos una inevitable enemistad; desde joven es un férreo peleador callejero, siempre se la pasa buscando problemas y no le importa contra quien se enfrente. Esa actitud, como no podía ser de otra manera, hará muy difícil su vida hasta su edad adulta y aunque en apariencia es un tipo duro, por dentro se preocupa verdaderamente por sus amigos, por sus hermanos y por las personas que ama. Por su parte, Rudolph es el joven ejemplar de la familia, tiene buenas calificaciones en la escuela, es muy educado y siempre se esfuerza por cumplir las expectativas de su familia y la de los demás, su mayor anhelo es volverse rico, muy rico, y sabe muy bien con quién relacionarse y qué hacer para lograrlo.

No cabe duda que Rudolph resulta admirable en su determinación para lograr lo que quiere, desde muy joven se fija el hábito de ahorrar, cuida su imagen y su forma de hablar; y de Thomas se agradece mucho su sinceridad y pasión con todas las personas, a pesar de que sea esto lo que le cause más problemas.

Al final, la novela nos retrata el sueño americano con todos sus matices y desventuras, la superficialidad de lo material en contraste con el amor sincero, puro y sin pretensiones, la importancia del trabajo duro y la determinación pero, fundamentalmente, el valor de la familia. En resumen, es una historia muy bien escrita y que deja un muy buen sabor al terminar de leerlo. Muy recomendable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s